Los pros y contras del acuerdo azucarero entre México y EU

Los pros y contras del acuerdo azucarero entre México y EU

Nota y foto “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO

Los gobiernos de México y Estados Unidos anunciaron ayer un nuevo acuerdo azucarero que evita una guerra comercial entre ambos países, aunque carece del apoyo del poderoso sector empresarial estadunidense.

 

En conferencia conjunta desde Washington, los secretarios de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dieron a conocer el convenio, que evita la imposición de aranceles de hasta 44% a las exportaciones mexicanas del endulzante, aunque reduce las ventas del producto refinado en el mercado estadunidense.

Guajardo destacó que lo más importante es que se mantiene el acceso del azúcar de México al mercado americano.

Con estos acuerdos México y Estados Unidos, confirman su voluntad de alcanzar acuerdos en beneficio de ambos países”, remarcó.

LOS DETALLES

Se redujo de 53 a 30 por ciento la cantidad de azúcar refinada que puede enviar el país del total de las exportaciones.

Respecto al precio a que será vendida el azúcar mexicana, éste se elevó de 22.25 a 23 centavos por libra (453.5 gramos) para azúcar cruda, y de 26 a 28 para la refinada.

Al respecto, Guajardo comentó que con los precios de referencia acordados con la industria mexicana, se protege a los cañeros mexicanos, incluyendo a los jornaleros y pequeños propietarios.

Además, cualquier necesidad adicional de azúcar de parte de Estados Unidos será ofrecida en primera instancia a los productores mexicanos y sólo se abrirán cupos a terceros países si México carece de producto.

Al respecto, Phillip Hayes, vocero de la American Sugar Alliance, dijo a la agencia de noticias AP que el acuerdo “podría permitir a México la exportación de azúcar subsidiada a través del renglón relacionado a la demanda adicional en Estados Unidos. Trabajaremos con Ross para resolver definitivamente este punto y que no nos debiliten los términos básicos”.

Respecto a la posición de los empresarios estadunidenses, Ross afirmó que “desafortunadamente, la industria azucarera estadunidense ha dicho que no puede apoyar el nuevo acuerdo, pero seguimos esperando que se pueda avanzar más durante el proceso de redacción”.

Ambos países también acordaron reducir la polaridad de azúcar refinada, es decir, la calidad, que será de 99.2, por debajo del 99.5 acordado en diciembre de 2014.

Para atender las demandas de los peticionarios de Estados Unidos, México se comprometió a incrementar las exportaciones de azúcar cruda en 10 puntos porcentuales, de 60 a 70 por ciento, de acuerdo a los volúmenes que el país tradicionalmente estaba exportando.

El pacto firmado sustituye al Acuerdo de Suspensión que fue signado en diciembre de 2014 por los dos países.

Convenio divide al sector

El acuerdo en materia de azúcar anunciado ayer por Estados Unidos y México endurece las restricciones para exportar el producto, consideró Carlos Blackaller, presidente de la Unión Nacional de Cañeros.

El convenio generó reacciones encontradas en el sector. Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, consideró que resultó mejor negociar un acuerdo para evitar poner aranceles a las exportaciones mexicanas de azúcar.

Ambos destacaron que se conservó el acceso a EU.