El peso cierra con ganancia

El peso cierra con ganancia

Nota y foto “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO

La moneda nacional se recuperó ayer 12.40 centavos frente al dólar, al negociarse en 18.6465 unidades por dólar, en el mercado interbancario, en línea con un avance de los precios del petróleo e impulsado por compras de oportunidad después de dos sesiones consecutivas de pérdidas especulativas que lo llevaron a su menor nivel desde el 9 de mayo.

 

Durante la semana, el peso registró una apreciación de 0.21 por ciento frente al dólar interbancario, equivalente a cuatro centavos.

En ventanillas bancarias, la divisa estadunidense se vendió en 19.00 pesos, 15 centavos más barato que el jueves.

El peso también se fortaleció por la decisión del Banco de México de elevar la tasa de interés de referencia a 6.75 por ciento y por el anuncio del gobierno de EU de que renegociarán el TLCAN.

Juan Carlos Alderete, economista de Banorte Ixe, expresó que luego del alza de la tasa de Banxico el tipo de cambio podría continuar con un rango de operación amplio, pero con espacio de ganancia más limitado en los próximos días, “con una zona de soporte clave entre 18.45 y 18.50 pesos por dólar que esperamos que continúe respetando”.

Añadió que la reciente reacción de los mercados a la incertidumbre y riesgo político en EU, en conjunto con la posición técnica y buen desempeño del peso en lo que va del año, sugiere que la moneda se mantiene en una situación vulnerable en caso de mayor volatilidad y aversión al riesgo, con los mercados a la espera del testimonio de James Comey ante la Cámara Baja el próximo miércoles y la reunión de la OPEP del jueves como los principales catalizadores en el corto plazo.

Alderete precisó en un análisis que los problemas políticos en Brasil también pudieran significar una salida de flujos y reducción de exposición a la región, sobre todo por fondos indizados, lo que pudiera presionar al peso como consecuencia inmediata.

Otro factor relevante a observar serán las discusiones entre legisladores sobre posibles cambios al TLCAN tras la notificación formal del inicio de este proceso en EU, y los comentarios de miembros del Fed sobre una posible alza de tasas en junio después de los últimos eventos, que continúa siendo su escenario base, con una probabilidad de 93.8 por ciento, recalcó.

“El entorno de aversión al riesgo, proveniente sobre todo de catalizadores externos, podría reafirmarse al no poder descartar cierto nerviosismo antes del resultado de las elecciones en el Estado de México el próximo 4 de junio, razón adicional que podría limitar ganancias de la moneda”, enfatizó.