La gasolina pudo haber bajado su precio aún más pero esto lo evitó

La gasolina pudo haber bajado su precio aún más pero esto lo evitó

Nota y foto “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO

El precio promedio nacional de la gasolina Magna pudo haber bajado 90 centavos del 17 de febrero al 29 de marzo, periodo en que el gobierno decidió mitigar la volatilidad en el precio de los combustibles en todo país antes que entrara en vigor su liberación en Sonora y Baja California, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

Lo anterior obedeció a las reducciones que se observaron en la referencia internacional de las gasolinas y la apreciación del tipo de cambio en el lapso de referencia.

Sin embargo, el público sólo vio una disminución de 13 centavos en el promedio nacional del mencionado combustible, debido que la nueva fórmula elaborada por el gobierno permitió absorber los restantes 77 centavos,elevando la cuota federal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Por lo anterior, de haber tenido una liberación total de los precios en el periodo mencionado, el de la Magna pudo haber finalizado marzo hoy en 15.09 pesos por litro y no en 15.86 pesos como realmente se observó.

Asimismo, para el caso de la gasolina Premium, su precio se pudo reducir 32 centavos en el mismo lapso, de los cuales el precio final bajó 16 centavos y los restantes 16 fueron absorbidos por el IEPS; y en el diesel, su precio pudo bajar 86 centavos, en los que el gobierno elevó los impuestos en 65 centavos y su costo se redujo 21 centavos.

Por lo tanto, el precio de la Premium pudo haber finalizado el tercer mes del año en 17.47 pesos por litro en lugar de 17.62; y el diesel se hubiese cobrado en 16.20 pesos y no en 16.84 pesos.

Carga fiscal

Los resultados descritos implican que en el periodo de referencia, la carga fiscal, es decir la participación de los impuestos cobrados en el precio de los combustibles, aumentó.

En el caso de la gasolina Magna, la suma del IEPS cobrado y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) representaba 32.4% del precio promedio nacional al 17 de febrero; mientras que al 29 de marzo, dicho porcentaje se ubicó en 37.4%.

Para la gasolina Premium la carga fiscal pasó sólo de 36.3 a 37.4% del precio promedio al público, explicado en gran parte porque desde el 25 de febrero el gobierno está cobrando el tope aprobado por el Congreso de IEPS federal a dicho combustibles, que es 3.64 pesos por litro.

Para el diesel, la carga fiscal subió de 34.6 a 38.6% del 17 de febrero al 29 de marzo.

Las anteriores cifras sugieren que se espera que la recaudación del IEPS de gasolinas y diesel correspondiente a marzo de este año tenga un repunte respecto a lo observado en los dos meses previos, cuya recaudación cayó 5.9% anual real en enero, y 16.5% en febrero, derivado de los estímulos fiscales que aplicó Hacienda en dichos meses para evitar que el precio de los combustibles subiera más, dado el descontento social que se generó por los incrementos de principios de este año.

Finalmente, es importante mencionar que el cobro del IVA en el periodo descrito se redujo marginalmente, debido a que la base de su cobro, que es el precio base, tuvo una reducción.

El precio base de los combustibles elincluye conceptos como el precio de la referencia internacional en pesos, margen de ganancia de los gasolineros, los costos de almacenamiento, logística y transporte, y la merma o pérdida de combustible en su proceso de transporte.