Violencia frena festival literario en Nicaragua

Violencia frena festival literario en Nicaragua

Debido a la grave crisis política por la que atraviesa Nicaragua, fue suspendida de manera indefinida la edición 2018 del encuentro internacional 

Nota y foto: Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO.

Lo peor que le puede pasar a un país es ver segada la vida de sus jóvenes por causa de la violencia de un poder arbitrario. Es como mutilar el futuro”, afirma el escritor nicaragüense Sergio Ramírez (1942).

 

El Premio Cervantes 2017 considera que esto es lo que ocurre en Nicaragua a partir de la serie de manifestaciones que se iniciaron el pasado 18 de abril, en contra de las reformas al sistema de seguro social, cuya represión ha dejado un trágico saldo de al menos 47 muertos en las calles.

Tras reflexionar sobre esta “profunda crisis” que atraviesa el país, el escritor decidió suspender de manera indefinida la sexta edición del Encuentro de Narradores Centroamérica Cuenta 2018, que creó y preside desde hace cinco años.

Más de cien narradores, cronistas, periodistas, cineastas, editores, libreros, traductores y académicos de 30 países de América y Europa se iban a reunir en Managua, del 21 al 25 de mayo, para analizar “los retos de escribir y publicar desde una de las regiones más pobres y conflictivas del continente”.

El Premio Internacional Carlos Fuentes 2014 detalla, en un comunicado, que han desarrollado un festival cultural que no tiene precedentes en Nicaragua, por la variedad y la calidad de los invitados. “Hemos logrado colocar a la región en los mapas culturales del mundo”.

Sin embargo, agrega, “al convocarse a un diálogo nacional mediado por la Iglesia católica, y en el que debían participar, en primer lugar, los movimientos juveniles protagonistas de estos hechos, además de la empresa privada y otras fuerzas cívicas, de cara al gobierno, habíamos pensado que sostener al mismo tiempo un diálogo cultural como Centroamérica Cuenta, podría haber ayudado a enriquecer las perspectivas de un entendimiento nacional.

Pero los últimos acontecimientos muestran un deterioro, muy preocupante, de la situación y no podemos prever que para las fechas previstas de nuestro encuentro las tensiones hayan disminuido como para que el público, que de manera cada vez más creciente nos ha venido acompañando, pueda hallarse en situación de asistir a los actos programados”, añade.

El especialista en la obra del poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) señala que, de esta manera, el encuentro “se vuelve incongruente en las presentes circunstancias y, por tanto, nos vemos obligados a suspender su celebración, y aplazarla para una fecha más propicia”. 

SIN CONDICIONES PARA LA REFLEXIÓN

Quien fue vicepresidente de Nicaragua desde el 10 de enero de 1985 hasta el 25 de abril de 1990, durante el primer mandato de Daniel Ortega, actual presidente, lamenta que, debido a la violencia imperante no existan las condiciones para reflexionar, a través de las más de 60 actividades culturales programadas, sobre temas como las migraciones, las fronteras, los muros, la identidad, los otros, la diversidad y la memoria.

Centroamérica Cuenta ha convocado en las cinco ediciones realizadas a casi 500 escritores, periodistas y editores de España, América Latina, EU, Francia, Alemania, Italia y los Países Bajos.

Constituido como el festival literario centroamericano más importante, ha duplicado su poder de convocatoria, pues pasó de reunir a 40 narradores en su primera edición, que se llevó a cabo del 16 al 20 de febrero de 2013, a cien autores en la presente, que será reprogramada.

Entre los invitados de este año destacaban la escritora brasileña Nélida Piñón; los mexicanos Guillermo Arriaga, Ángeles Mastretta y Cristina Rivera Garza; los argentinos Claudia Piñeiro, Mempo Giardinelli y Martín Caparrós; la chilena Carla Guelfenbein; los peruanos Jeremías Gamboa y Gabriela Wiener; el salvadoreño Horacio Castellanos Moya, y los estadunidenses Nelly Rosario y Jon Lee Anderson.

Claudia Neira Bermúdez, directora del encuentro, había aclarado que este año significaba la consolidación de esta fiesta de las letras; y que, a diferencia de las anteriores, no tenía tema ni lema, ya que la edición estaría dedicada a la memoria del cuentista Ulises Juárez Polanco, fundador y director asociado del festival, quien murió el pasado 25 de agosto a los 33 años de edad (Excélsior, 31/03/2018).

La promotora cultural admitió ayer que ya se había invertido 60 por ciento del presupuesto asignado al festival, cuyo monto prefirió no detallar, pero que dieron prioridad a la seguridad. “Los escritores invitados han entendido la decisión y reiterado su ofrecimiento para venir cuando lo consideremos adecuado”.

Los organizadores de Centroamérica Cuenta esperan reactivar pronto este encuentro y dejar, de esta manera, que las ideas y la cultura se antepongan a la violencia y a la incertidumbre.

 

 

 

Comentarios