Estudios confirma que beber un vaso de vino tinto equivale al ir al gimnasio durante una hora

Estudios confirma que beber un vaso de vino tinto equivale al ir al gimnasio durante una hora

Muchas de las personas que sufre de problemas de peso, sin duda se la pasan buscando miles de dietas y de métodos a través de los cuales puedan perder estos kilitos de más sin embargo al ver que se requieren muchos esfuerzos desisten de la idea.

 

Si bien perder peso es difícil, no todos tienen la fuerza de voluntad y la resistencia como para ir a un gimnasio al salir del trabajo y luego llegar a casa de nuevo a hacer más cosas e ir a dormir tarde y despertar cansados nuevamente, suena bastante agobiante ¿no es cierto?

Aunque cambiar los hábitos de alimentación que tenemos sea muy importante en la pérdida de peso, muchas veces comemos de más y pues ya no sabemos qué hacer con esas calorías extras que ingerimos y pues hacer ejercicios no es una opción que te guste mucho, de eso estamos seguros.

Por todo esto, el día de hoy nosotros queremos hablarte acerca de una bebida que probablemente sea una de tus favoritas y que te aporta muchos beneficios para la salud y además te facilita la pérdida de peso. Sigue leyendo y entérate de que bebida te hablamos.

¿GIMNASIO? NO, MEJOR VINO

Aunque esta bebida tenga un grado de alcohol, puede que te parezca absurdo su consumo para perder peso, sin embargo esto es posible y pues ya verás porque lo es.

Todo se origina en la teoría del famoso inventor de la vacuna para la rabia, Louis Pasteur, quien dijo una vez que el vino era una de las bebidas más sanas, es más más sana que muchas otras y pues si él lo dijo, no hay que dudarlo.

Esta bebida se originó en el Medio Oriente hace aproximadamente unos 6000 a.C. y pues hoy en día muchas personas la consumen pues se ha descubierto que es excelente para la salud siempre y cuando su consumo sea moderado.

Entre los beneficios que nos aporta el vino, tenemos los siguientes:

Aumenta la esperanza de vida: Como esta bebida se hace con uvas, la piel de estas frutas contiene resveratrol, lo que nos ayuda a evitar el envejecimiento prematuro, pues este resveratrol nos ayuda a producir una proteína que aleja las enfermedades que se relacionan a la vejez. Esto fue estudiado y se comprobó que las personas que consumían esta bebida tenían una tasa de mortalidad menor a aquellos que no la consumías.

Protege el corazón: Un estudio realizado, comprueba que las procianidinas que contiene esta bebida son los antioxidantes perfectos para mejorar notablemente la salud de nuestro sistema cardiovascular. Como dato curioso, las personas que consumen esta bebida en una región de Francia, viven mucho más que el resto de las personas.

Mejora la memoria: Con la vejez se va disminuyendo la función cerebral, por lo que para prevenir esto consumiendo vino ya que esta bebida al tener resveratrol activa el cerebro mejorando la memoria.

Mejora la visión: Si se bebe esta bebida con moderación, entonces tienes hasta un 32% menos probabilidades de padecer enfermedades de la vista como las cataratas.

Mejora la salud bucal: los polifenoles que posee inhiben el crecimiento de las bacterias causantes del mal aliento y que además son las que dañan nuestros dientes, por eso para prevenir problemas de caries puedes beber vino regularmente.

Disminuye el riesgo de padecer cáncer: El resveratrol ayuda a matar las células cancerígenas del cuerpo, pues inhibe la producción de una proteína que es la que alimenta estas malignas células.

Reduce el colesterol: Las personas que consumen vino tienes hasta un 9% los niveles de colesterol más bajos que aquellos que no lo consumen.

Combate el resfriado: Como esta bebida es rica en antioxidantes, pues beber al menos 14 vasos de vino en la semana te ayudará a disminuir los riesgos de contraer un resfriado hasta en un 40%.

No más depresión: Estudios han comprobado que las personas que consumen esta bebida así sea en pequeñas porciones pero regularmente tienen menos riesgos de sufrir depresión.

Retrasa el deterioro cognitivo: Como es un maravilloso antioxidante, entonces evita que las células se deterioren y así se previene la aparición de enfermedades que atacan las células principalmente.

Ahora que sabes esta información, pues seguro que no vas a dejar de beber vino, solo recuerda hacerlo moderadamente para evitar daños en tu hígado.

 

 

Comentarios