Ahora ataca Adylkuzz; roba dinero

Ahora ataca Adylkuzz; roba dinero

El programa genera unidades de la moneda virtual monero y las hurta

Nota y foto “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO.

Un nuevo ciberataque a gran escala para robar moneda virtual afectó ayer a cientos de miles de computadoras en todo el mundo, de acuerdo con según expertos en seguridad informática.

 

Tras el ataque del viernes, expertos en ciberseguridad descubrieron un nuevo ataque vinculado al virus Wannacry, llamado Adylkuzz.

“Utiliza con más discreción y para diferentes propósitos herramientas de pirateo recientemente reveladas por la NSA y la vulnerabilidad ahora corregida en Microsoft”, dijo el investigador Nicolas Godier, experto en seguridad cibernética de Proofpoint.

“Todavía desconocemos el alcance (del daño), pero cientos de miles de computadoras” podrían haber sido infectadas, dijo a la AFP Robert Holmes, de Proofpoint, lo que indica que el ataque es “mucho mayor” que WannaCry.

Concretamente, este malware se instala en equipos accesibles a través de la misma vulnerabilidad de Windows utilizada por WannaCry, una falla ya detectada por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos), que se filtró en internet en abril.

El programa crea, de forma invisible, unidades de una moneda virtual ilocalizable llamada monero, comparable al bitcoin. Los datos que permiten utilizar este dinero son extraídos y enviados a direcciones cifradas.

Para los usuarios, “los síntomas del ataque son sobre todo un rendimiento más lento del aparato”, señaló Proofpoint en un blog.

La firma asegura haber detectado ordenadores que pagaron el equivalente a varios miles de dólares sin el conocimiento de sus usuarios.

De acuerdo con Robert Holmes, “ya ha habido ataques de este tipo, con programas que crean moneda criptográfica, pero nunca a esta escala”.

WannaCry afectó a más de 300.000 ordenadores en unos 150 países, según Tom Bossert, consejero de Seguridad Interior de Estados Unidos.

Ayer, senadores republicanos y demócratas presentaron una iniciativa de ley para obligar a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos a avisar a agencias similares de otros países cuando encuentren fallas de seguridad en sus sistemas que permitan ataques como el iniciado el viernes pasado por WannaCry.

La agencia estadunidense ha aprovechado esas fallas para espionaje.