Vonvon.me invade la privacidad

Vonvon.me invade la privacidad

Tras la viralización del juego ¿A qué famoso te pareces?, la herramienta fue cuestionada por el uso que le da a los datos que obtiene de los usuarios

Foto y nota “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO.

La fiebre de saber si Justin Timberlake, Jennifer Lawrence o Bruno Mars se parecen a las personas que utilizan las redes sociales se ha convertido en una de las principales actividades de ocio que ofrece internet a través de Vonvon.me.

 

El portal que se ha hecho viral en los últimos días a través de su test ¿A qué famoso te pareces?

Los muros de Facebook y los timeline Twitter se han inundado con los resultados de los usuarios, quienes al querer descubrir si tienen algún parecido con alguna celebridad han hecho clic en el juego.

Lo que no saben es que además de obsequiar una entrada que contabiliza para la página, también han dado permiso para que Vonvon.me tenga acceso a datos personales.

La dinámica es sencilla: se da clic para entrar al juego y al acceder desde Facebook o Twitter aparece una ventana en la que la aplicación te informa que Vonvon tendrá acceso al perfil público, la lista de amigos que se tiene, la dirección de correo electrónico con la que se registró en la red social, las fotos y los me gusta que se hayan brindado.

Si el usuario lo decide puede editar esta información eliminando todo menos el acceso al perfil público de la persona; así el juego carga en un álbum las fotografías del rostro más reciente para hacer la comparación.

El juego ofrece la oportunidad de publicar en el perfil del usuario el resultado.

Hasta aquí todo parece un simple juego en línea.

 Pero, Vonvon.me es una compañía originaria de Corea del Sur la cual se dedica a generar contenido viral gratuito para redes sociales a cambio de que puedan obtener tus datos para crear estrategias de marketing y publicidad con base en el perfil de cada persona.

Lo curiosos es que  en el portal, donde hay un sinnúmero de test que requieren el acceso a los datos de los usuarios, no existe ningún tipo de banner o anuncio publicitario.

En una entrevista con VentureBeat, en noviembre de 2015, Jonghwa Kim, fundador de Vonvon, aseguró que la página no vende a terceros los datos recopilados por los juegos, sino que se utilizan para saber los gustos y preferencias de los usuarios y crear contenidos atractivos y personalizados.

“No los almacenamos o comercializamos para otros propósitos.

“Creamos contenidos con el fin de entretener. No vendemos la información a la que nos da acceso el usuario”, señaló Kim a VentureBeat.

Ese mismo año la revista Time cuestionó las políticas de privacidad de Vonvon cuando lanzó el juego de las palabras más utilizadas por los usuarios de Facebook -obteniendo más de 17 millones y medio de personas que jugaron con esta aplicación-, en donde se solicitaba acceso a todas las fotografías en las que estuviera etiquetado el usuario y la dirección IP.

La revista corroboró con Jeremy Gillula, experto en privacidad en internet, quien señaló que Vonvon podría estar usando los datos de los usuarios “de la forma más protectora que pueden debido a  las limitaciones que le pone Facebook a la herramienta”.

Pese a los peligros este tipo de juegos tiene gran éxito.